Propiedades de la zarzamora
5 (100%) 1 vote

La zarzamora es un fruto que contiene la riqueza en vitaminas A, B1, B2 ,C, E y en minerales tales como el potasio, fósforo, hierro, sodio, magnesio, manganeso, selenio, zinc, cobre, calcio y algunos otros componentes tales como los ácidos fólicos y la niacina siendo muy buena en propiedades gracias más que todo a sus vitaminas.

Propiedades

Este fruto contiene propiedades medicinales que pueden ayudar a tu salud, por lo cual estas sin algunas razones o propiedades en las que beneficia al organismo:

Ayuda a combatir la diarrea, gastroenteritis, colitis y los cólicos en las mujeres con la menstruación. El jugo de este fruto ayuda muy bien a refrescar y tonificar resultando apropiado para enfermedades febriles o debilitadoras. En las infecciones de la boca hace un muy buen trabajo en contra de las llagas bucales, la gingivitis, faringitis y la amigdalitis.

Al madurar esta fruta ayuda como astringente al tener grandes cantidades de proteínas. Es un gran antigripal, también sirve contra los resfriados la tos y los constipados; corrige y desinflama las inflamaciones internas o inflamaciones en órganos internos. Hace más fuerte la sangre en los organismos en general. Concede una gran ayuda en casos de hemorroides.

Evita el retenimiento de los líquidos, si se está realizando dieta es ideal ya qe contiene pocas calorías y puede evitar las inflamaciones en zonas con mayor enfoque físico y hará que tu piel se vea y se sienta de una manera más bella y tersa. Previene el reumatismo (enfermedades de inflamación y degeneración de los tejidos musculares y tendones)

Algunas propiedades de más que pocos conocen:

Funciona como una propiedad vulneraria, es decir, que puede curar las heridas, es un antibacterial o con propiedades antibacterianas, es un astringente y sirve muy bien como antiinflamatorio natural.

Se usa en el caso externo como cura de lesiones de las ulceras de la piel, ulceras o llagas bucales, forúnculos, inflamación de la lengua y la faringe y algunos problemas en la inflamación de las encías.

Se puede decir que sus propiedades curativas en su mayoría son antiinflamatorias y que dependiendo de cómo se aplique o se ingiera pueden servir muy bien en diferentes casos aunque en la mayoría es intestinal y en la boca o en heridas e inflamaciones de músculos y tendones.